MATERIAS PRIMAS

 

La materia prima utilizada en las fachadas y en las coberturas son adquiridas en diversas siderurgias internacionales. El metal de base puede ser acero, aluminio, u otros metales, en color natural o lacados. El acero lacado es el material elegido en la mayoría de las situaciones debido a su precio y a sus características técnicas.

 

PROTECCIÓN Y ACABADOS

 

La chapa puede ser galvanizada, prelacada o tener un tratamiento especial para ambientes más corrosivos. (galvanizada de acuerdo con la norma EN 10346 y prelacado de acuerdo con la norma EN 10169).

 

FABRICACIÓN

 

Las tejas metálicas se obtienen a través de un proceso de perfilado y calandrado, en diversas máquinas, en función del perfil deseado. La tipología de su geometría se subdivide en dos familias: Omega y trapezoidales, ambas pueden ser fabricadas planas o en arco.

Sus aplicaciones son amplias y pueden ser utilizadas como coberturas, revestimientos y/o funciones estructurales.

Se trata de un producto muy versátil que permite crear muchas formas arquitectónicas y muy poco comunes.

Los canalones y las chapas de remate y tapajuntas se fabrican en plegadoras programables en tramos con longitudes unitarias de hasta 12 metros.

 

AISLAMIENTO

 

Siempre que sea exigible un mayor aislamiento térmico y acústico se recomienda el uso de coberturas y fachadas con un duplicado de las chapas, con cámaras de aire rellenadas de materiales aislantes: lana mineral, poliuretano, etc. Este sistema mejora significativamente el confort térmico, reduciendo los consumos de energía con calefacción y minimizando la transmisión de vibraciones y ruidos.